jueves, 1 de mayo de 2008

Crítica: Iron Man

Llega a nuestras pantallas una nueva adaptación de un cómic de la Marvel. En esta ocasión, el personaje que ha dado el salto al cine ha sido Iron Man, de la mano de Jon Favreau. Después de la decepción que supusieron otros films de la factoría como Spider-Man 3 y Ghost Rider, muchas esperanzas se habían depositado en el hombre de hierro y su capacidad para devolver a Marvel el nombre que se había hecho en Hollywood gracias a adaptaciones de calidad. Por fortuna, los ejecutivos de Marvel y Paramount pueden respirar tranquilos.

Iron Man es un film redondo empezando por su guión, obra de
Mark Fergus y Hawk Ostby (escritores de la genial Hijos de los Hombres). El argumento del film resulta muy fiel y respetuoso con el material original, y además está plagado de homenajes y referencias que harán las delicias de los fans del personaje. El tratamiento de la historia y los personajes resulta bastante realista dentro de lo que cabe en este tipo de producciones. Además, es de las pocas adaptaciones de cómics en las que no se aprecian fisuras en el argumento ni saltos ilógicos en la historia que desconcierten al espectador.

La labor de dirección de Jon Favreau es francamente elogiable. Aunque sus anteriores trabajos en
Elf y Zathura demostraban un talento a explotar, es en Iron Man donde ha puesto toda la carne en el asador y nos ha ofrecido una obra maestra del cine de acción más reciente. Un trabajo que resulta aún más meritorio teniendo en cuenta la dificultad de rodar este tipo de películas y la poca experiencia de Favreau en estas lides.

Iron Man cuenta con un reparto estelar, encabezado por Robert Downey Jr. como Tony Stark/Iron Man, Gwyneth Paltrow como Pepper Potts, Terrence Howard como Jim Rhodes y Jeff Bridges como Obadiah Stane/Iron Monger. Todos ellos realizan una labor sobresaliente, pero mención aparte merece Robert Downey Jr. con su retrato de Tony Stark, el playboy millonario con un curioso sentido del humor que se acaba convirtiendo en el verdadero eje central de la trama. Y es que aunque vayamos a las salas atraídos por la armadura, es el hombre que hay dentro quien mantiene nuestro interés durante todo el metraje.

Por supuesto, y como no podía ser menos en este tipo de cintas, los efectos especiales son parte indispensable. Iron Man cuenta con unos animatronics y efectos CGI espectaculares, que dan como resultado unas escenas de acción llenas de vistosidad y un ritmo vertiginoso. Quizás lo único que se le echa en falta al film es algo más de enfrentamiento entre Iron Man y Iron Monger, aunque queda compensado por las escenas que ambos personajes comparten sin armaduras de por medio.

En definitiva, Iron Man es el ejemplo perfecto de que el entretenimiento no tiene por qué estar reñido con la calidad. Cine de acción con una buena factura, un reparto tan conocido como talentoso y un guión sólido donde no falta humor, romance y, por supuesto, un final que deja sentadas las bases para una segunda parte. Una película que gustará tanto a los fans de toda la vida como a los espectadores que únicamente busquen huir del calor de este puente refugiándose en las salas de cine más cercanas. Iron Man es, en resumen, más que buena. Vedla, y ya me contaréis.

6 comentarios:

Alfredo dijo...

Y esperad al final de los créditos, que hay una pequeña sorpresa en forma de Nick Fury interpretado por Samuel L Jackson!!! ^_^

funestomail dijo...

NO JODAS! KIKE NOS PERDIMOS LA SORPRESA.

ESTA WUAPA DE TODAS FORMAS.

Alfredo dijo...

Jaja, pues a volver a verla, aunque sea descargada, que el cameo de samuel l. jackson queda guapísimo. Hacía tiempo que no me emocionaba tanto en el cine, jaja, yo solo ahí gritando en plan colegiala histérica (bueno, tampoco tanto xD)

sith_master dijo...

Jope. Es que en varias webs leí que habían suprimido el cameo de Nick Fury, y por eso no me quedé hasta el final. Pero bueno, habrá que verla otra vez. Que le vamos a hacer...XD

ж Ĩĝŋϊ§ ж dijo...

La acabo de ver, increible no existe otra palabra.

Me asalta una duda, como se llama el robot que controla la casa y la armadura,
es una version mejorada de HAL9000 (una odisea en el espacio).

sith_master dijo...

Pues el robot se llama Jarvis. En el cómic era simplemente el mayordomo de Tony Stark y de la mansión de los vengadores.

Pero se ve que como con el Alfred de Batman no se puede competir, decidieron convertirlo en una inteligencia artificial. Les ha quedado curioso XD.