lunes, 21 de diciembre de 2009

Opinión: Avatar

Doce largos años han pasado desde que James Cameron deslumbrara al mundo entero con Titanic. Más de un decenio en el que este visionario realizador ha trabajado arduamente para alcanzar una meta que parecía imposible: revolucionar los cimientos de la cinematografía y, ya de paso, cautivar una vez más al gran público. Ahora, desde el 18 de diciembre, podemos ver el resultado de la inmensa tarea de Cameron. Por fin se ha estrenado internacionalmente Avatar, y el resultado no podría haber sido mejor.

El argumento de Avatar no es, ni pretende, ser original. Trata simple y llanamente del extranjero que llega a un nuevo mundo con la misión de explotarlo, pero que acaba amando las costumbres de su pueblo adoptivo y luchando contra sus propias raíces. Con estos datos, vienen a la cabeza títulos como Bailando con Lobos, El Último Samurai o la más reciente El Nuevo Mundo. Sin embargo, la grandeza de Avatar no estriba en su trama, sino en su trasfondo. Todo un universo minuciosamente creado por Cameron que incluye un complejo plantel de flora y fauna alienígenas, una cultura extraterrestre con claras tendencias new age y, por supuesto, una sofisticada infraestructura militar propiedad de los invasores humanos. De la interacción de todos estos elementos, coreografiados milimétricamente, surge la magia de la película, y no resulta arriesgado afirmar que es un espectáculo como nunca se había visto antes.

Si por algo es conocido James Cameron es por su tenacidad y vehemencia a la hora de abordar un rodaje: si algo no le parece los suficientemente bueno, él y su equipo trabajarán el tiempo que haga falta hasta que todo sea perfecto. Este afán perfeccionista se deja notar en cada fotograma de Avatar, con planos que realmente cautivan la mente y el corazón y que permanecen en la retina del espectador. Se demuestra así, por si alguien aún lo dudaba, que Cameron es uno de los realizadores que mejor maneja el estilo visual, en pugna directa con Stanley Kubrick.

Absolutamente todos y cada uno de los miembros del reparto están a la altura del proyecto en cuanto a interpretación se refiere. Sam Worthington nos ofrece su mejor papel hasta la fecha encarnando a Jake Sully, ex-marine minusválido que traspasa su conciencia a un Avatar creado con ADN humano y Na´vi, por medio del cual conoce un nuevo mundo por el que decide que vale la pena luchar. Le acompañan Zoe Saldana como Neytiri, la obstinada y guerrera princesa alienígena; Stephen Lang como el Coronel Quaritch, aguerrido jefe militar del destacamento humano en Pandora que cumple a la perfección como villano, y Giovanni Ribisi como como Parker Selfridge, burócrata sin escrúpulos cuyo único interés es el valioso mineral que se encuentra en el planeta. Mención aparte merecen Sigourney Weaver como la doctora Grace Augustine y Michelle Rodriguez como la piloto Trudy Chacon, modelos de mujer fuerte y resuelta clásicos de la filmografía de Cameron, como Sarah Connor en Terminator 2 y la soldado Vasquez en Aliens.
Los efectos especiales de Avatar constituyen un nuevo estándar en cuanto a calidad y cantidad. Nunca antes se habían visto en la gran pantalla unos paisajes digitales tan hermosos y convincentes, ni unos personajes virtuales tan detallados y llenos de expresividad que realmente parecen estar ahí, compartiendo espacio físico real con los actores de carne y hueso. Si a esto sumamos el acertado uso de la tecnología 3D, nos encontramos con una experiencia de inmersión total. Si hubiera que buscarle alguna pega al apartado técnico, habría que decir que el score compuesto para la ocasión por James Horner no resalta demasiado, ya que no ofrece ninguna melodía para el recuerdo ni está a la altura que los momentos dramáticos del film demandan, aunque esto pasa bastante desapercibido gracias al asombroso banquete visual que constituye la cinta.

En pocas palabras, Avatar es la experiencia cinematográfica más intensa y cautivadora de la historia del cine reciente. Con una historia emocionante pese a ser poco original, unas interpretaciones magistrales y, sobre todo, unos efectos como jamás se han visto, está llamada a ser el fenómeno de la temporada. Si constituye o no una revolución en la forma de hacer cine, sólo el tiempo lo dirá, pero sólo imaginar las posibilidades que Cameron ha puesto ha disposición del cine... da vértigo. Definitivamente, lo mejor de este año que ya termina. ¡No os la perdáis!

lunes, 14 de diciembre de 2009

Vuelve el Poder de la Fuerza



Pocos juegos han conseguido engancharme tanto como Star Wars: The Force Unleashed (El Poder de la Fuerza). La acción sin tregua que ofrecía, unida a una historia completamente integrada dentro de la continuidad de la saga Star Wars (de la que me declaro fan irredento) hicieron que casi quemara mi consola de tanto jugar.

Sin embargo, y debido a como terminaba el juego, pensaba que una segunda parte era prácticamente imposible. Pero, sorpresas de la vida, en los recientemente celebrados Video Game Awards se ha presentado en exclusiva el primer trailer de The Force Unleashed II. En este pequeño avance, nos encontramos de nuevo con Starkiller (con la apariencia una vez más del actor Sam Witwer) acompañado por las voces de Yoda y Darth Vader mientras camina por un pasillo que le conduce hasta un enorme coliseo donde, por supuesto, le tocará enfrentarse a un gigantesco y terrorífico adversario.

Por el momento no se sabe nada sobre el argumento ni sobre su fecha de salida, salvo que estará disponible en algún momento del próximo año. Para estar al día sobre lo que vaya saliendo, podéis suscribiros al newsletter de LucasArts o visitar la web oficial de Star Wars. Por mi parte, una compra más que obligada para este nuevo año.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Nuevo poster de Iron Man 2

Gracias a los amigo de /Film, podemos ver el nuevo poster de Iron Man 2, esperadísima secuela de una de las mejores películas de superhéroes de la década.

Como ya habréis podido ver, lo más interesante del poster, aparte de la confirmación de la fecha de estreno, es la primera aparición oficial de Máquina de Guerra (War Machine), que será interpretado en el film por Don Cheadle. Aparte de eso, un par de cambios en la armadura de Iron Man (Robert Downey Jr.), y poco más. Eso sí, la cosa promete bastante.

Iron Man 2 llegará a los cines el 7 de mayo de 2010. Dirigida por Jon Favreau (responsable también de la primera entrega), en su reparto cuenta con Scarlett Johansson (Natasha Romanoff/ Viuda Negra), Sam Rockwell (Justin Hammer), Mickey Rourke (Ivan Vanko/ Wiplash) y Samuel L. Jackson (Nick Furia). Sin duda, una de las citas obligadas del próximo año.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Últimas Adquisiciones: Isaac Clarke

Los que hayáis jugado a Dead Space, el espectacular surivival horror espacial de EA Games, conoceréis de sobra a su protagonista, Isaac Clarke. Ingeniero de sistemas, Clarke es enviado a reparar las telecomunicaciones de la USG Ishimura, una enorme astronave que parece estar sufriendo algún tipo de averías. Por supuesto, lo que Clarke encuentra a bordo es mucho más grave y terrorífico que un par de cables sueltos...

Pues bien, en una de mis últimas visitas a mi tienda de cómics habitual (Área 51, ya sabéis), pude hacerme con una de las espectaculares figuras de Isaac Clarke fabricadas por Neca. Como se puede ver por las fotos, el nivel de detalle es asombroso, ya que se ha añadido hasta la última arruga del traje que el protagonista lleva durante el juego, además de alguna que otra mancha de sangre. Pero lo más curioso de la figura es que, presionando la parte posterior de su traje, se iluminan su casco y su espalda gracias a unas pequeñas luces LED instaladas en el interior de la figura.

Sin duda, un gran trabajo el de Neca, que ha recogido el testigo dejado por McFarlane a la hora de ofrecer productos de gran calidad y detalles basados en los videojuegos y películas más populares. Existen dos versiones de la figura: una de ellas con la sierra trituradora y manchado de sangre (la mía), y otra más limpia y armada con una cortadora de plasma. Ambas son espectaculares y cualquiera de ellas quedará genial en vuestra estantería. Ahora bien, si no queréis rascaros el bolsillo, siempre podéis bajaros el Cubeecraft de Isaac haciendo click aquí: imprimir, cortar y montar. Ala, para que luego digáis que nunca os doy nada...

miércoles, 18 de noviembre de 2009

La JSA visita Smallville

Hace ya bastante tiempo que dejé de seguir Smallville. Empecé a ver la serie porque, obviamente, soy muy fan de Superman y me atraía bastante la idea de poder ver como era Clark Kent antes de que decidiera calzarse unas mallas y luchar contra el crimen. La serie empezó bastante bien, pero tras un par de temporadas flojas y en vista del aspecto de culebrón que iba tomando el argumento, decidí dedicar mi tiempo a otras series. Ahora bien, cuando te enteras de que Geoff Johns ha escrito un arco de dos episodios para la serie donde aparecerá la Justice Society of America, la cosa cambia bastante.

Así pues, el 5 de febrero se estrenará Society, primer episodio del arco argumental al que luego seguirá Legends y donde los máximos protagonistas serán Hawkman (Michael Shanks, en la foto), Stargirl (Brittney Irvin) y el Doctor Fate (Brent Stait). De momento no se han dado datos oficiales sobre el argumento, aunque si tenemos en cuenta que quien firma el guión, Geoff Johns, es actualmente el guionista estrella de DC Comics y que su anterior trabajo en la serie, el episodio Legion, fue de lo mejorcito de la temporada, no me cabe ninguna duda de que estos dos nuevos episodios serán, como poco, interesantes. Yo por mi parte no me los pienso perder...

domingo, 15 de noviembre de 2009

Opinión: 2012

Ya ha llegado a las salas de cine de todo el mundo 2012, la última película de desastres de Roland Emmerich, director especializado en cine de catástrofes entre cuyos títulos se encuentran Godzilla, El Día de Mañana e Independence Day. Teniendo en cuenta el calibre de estos subproductos palomiteros, entré a mi cine habitual con un par de amigos y las expectativas lo más bajas posibles. Pese a ello, hay que reconocer que en esta ocasión el realizador alemán se ha lucido y nos ofrece la que posiblemente sea su peor película hasta la fecha.

El guión de 2012, escrito por el propio Emmerich junto a su colega Harald Kloser, no es más que una sucesión de escenas de destrucción hiperbólicas hiladas por una historia familiar ridícula y protagonizadas por los arquetipos habituales del género: el tipo normal que se convierte en héroe, el conspiranóico que acaba teniendo razón, el científico buenrollero, el político sin escrúpulos, los niños tocapelotas, etc. Todos estos elementos conforman una trama insípida y predecible hasta la nausea, que únicamente sirve para dar pie a todas esos planos sobrecargados de efectos especiales que ocupan la práctica totalidad de estas (excesivas) dos horas y media de metraje.

Del reparto de la cinta poco se puede decir, salvo que está desaprovechadísimo. Actores de la talla de John Cusack, Chiwetel Ejiofor, Woody Harrelson o Danny Glover podrían haber hecho ganar enteros al film si no fuera porque interpretan a personajes completamente planos y subordinados a los efectos especiales. Y por si fuera poco, la versión en castellano de 2012 adolece de uno de los peores trabajos de doblaje del cine reciente. Un auténtico suplicio para el oído.

Los efectos digitales son lo único que vale la pena en este despropósito, con terremotos que sepultan ciudades enteras, océanos de lava y tsunamis de miles de metros de altura, sin embargo, lo increíblemente exagerado de algunas escenas restan credibilidad al conjunto, consiguiendo que uno tenga la sensación de estar viendo un videojuego muy pasado de vueltas y que, por tanto, sea incapaz de meterse en la exigua trama.

Así pues, 2012 se revela como uno de los mayores mojones cinematográficos del año. Un sinsentido de proporciones épicas con un desaforado delirio digital que al principio entretiene por lo ridículo e inverosímil pero que, a la larga, aburre hasta niveles insoportables. Evitadla si podéis.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Primer trailer de Clash of the Titans



Después de mucho tiempo sin actualizar el blog, me paso por aquí (con un gripazo de narices) para traeros el primer trailer de la esperadísima Clash of the Titans, remake de la clásica Furia de Titanes dirigida en 1981 por Desmond Davis y que, además, supuso el último trabajo del mago del stop motion Ray Harryhausen.

Pero bueno, vamos al lío. Lo primero que me viene a la cabeza tras ver este primer avance es que la película va a ser un espectáculo de principio a fin, con el héroe Perseo (Sam Worthington) enfrentándose a los más variopintos monstruos a espadazo limpio, a ritmo rockero y con una fotografía dinámica a más no poder. Vamos, que el referente aquí no es la Furia de Titanes original, sino la más moderna y taquillera 300. Y aparte de acción a raudales, este trailer también nos permite echar un primer vistazo a personajes como Zeus (Liam Neeson), Hades (Ralph Fiennes) e Io (Gemma Arterton).

Clash of the Titans, dirigida por Louis Leterrier (El Increible Hulk), se estrenará en nuestro país el 26 de marzo del próximo año y desde ya se perfila como una de las películas imprescindibles de 2010. Yo no me la pierdo.

martes, 22 de septiembre de 2009

Opinión: Malditos Bastardos

La semana pasada se estrenó a nivel mundial Malditos Bastardos, el regreso de Quentin Tarantino a la gran pantalla desde la incomprensiblemente maltratada Death Proof. Mucho es lo que se ha dicho y escrito sobre Malditos Bastardos y las opiniones que ha generado son bastante extremas, pero en mi humilde opinión, diría que Tarantino ha vuelto a superarse.

La película transcurre durante la Segunda Guerra Mundial en la Francia ocupada por los nazis, y aquí acaba toda similitud con la realidad, ya que Tarantino ha optado por pegarle una patada a los libros de historia y de esta forma tener total libertad, sin tener que ceñirse a los hechos históricos. Así, nos encontramos con un batallón norteamericano (Los Bastardos), liderado por el teniente Aldo Raine, cuya misión consiste única y exclusivamente en matar a cuanto nazi se les ponga por delante, metiendo el miedo en el cuerpo a todo el Tercer Reich. Sin entrar a destripar la película, se puede decir que Malditos Bastardos es una película de Quentin Tarantino de principio a fin, llena de largas escenas de conversación, violencia bastante cruda y homenajes a las cintas clásicas del género bélico (Los Violentos de Kelly, Doce del Patíbulo, Uno Rojo: División de Choque...) y a los westerns de Sergio Leone.
Uno de los principales atractivos de la cinta reside en su magnífico reparto, plagado de estrellas internacionales y que, por norma general, ofrecen unas interpretaciones magníficas. Entre Los Bastardos tenemos a Brad Pitt, soberbio como el teniente Aldo Raine, Eli Roth, Til Schweiger o Michael Fassbender, y entre los nazis tenemos a Daniel Brühl, Julie Dreyfus y a Martin Wuttke como un increíblemente bien caracterizado Hitler. El elenco se completa como nombres como Diane Kruger, Mélanie Laurent y Mike Myers, pero quien si lugar a dudas acaparará la atención del espectador es Christoph Waltz con su papel del villanesco a la par que encantador coronel Hans Landa. Waltz ofrece una magnífica interpretación de este oficial alemán (uno de los mejores personajes creados por Tarantino), que le ha valido el premio al mejor actor en el pasado festival de Cannes.

Pese a que las escenas de acción pueden contarse con los dedos de una mano, lo cierto es que están muy bien realizadas y hacen las veces de paréntesis entre tanta escena de conversación tensa. Además, el film viene acompañado por una buena banda sonora compuesta por temas clásicos de algunos de los compositores favoritos del director, como Lalo Schifrin y Ennio Morricone.

Resumiendo, Malditos Bastardos resulta ser una más que disfrutable fábula bélica con el toque Tarantino y un reparto muy sólido. Un divertido viaje a un pasado reinventado lleno de homenajes, personajes memorables y mucha, muchísima mala leche. Claramente, una de las películas imprescindibles de este año.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Comienza el casting de Green Lantern

Tras situar a Ryan Reynolds en el papel de Hal Jordan, la gente de la Warner ha empezado a mover los hilos del proyecto The Green Lantern y han comenzado a buscar a los actores que darán vida al resto de personajes de la película, que se estrenará el 17 de junio de 2011.

De momento no hay ningún actor confirmado, pero lo interesante de la noticia es que se ha revelado el nombre de los personajes para los que buscan interprete, así que ya sabemos a quien veremos en la película: en primer lugar, tendremos a Sinestro, antiguo mentor de Hal Jordan en los Green Lanterns que posteriormente se convirtió en uno de sus peores enemigos, fundando además su propia fuerza policial, los Sinestro Corps. También veremos a Carol Ferris, una de las muchas relaciones románticas de Hal Jordan (quizás la más importante) que también acabó militando en el bando de los malos con el sobrenombre de Star Sapphire. Además estarán incluidos en el film Abin Sur, guardián del sector espacial 2814 que al morir cede sus obligaciones a Jordan, y Hector Hammond, villano de enorme cabeza e increíbles poderes psiónicos.

Confirmándose que estos personajes aparecerán en el film, mis ganas de verla han aumentado considerablemente. Habrá que ver que tal se le dan las películas de superhéroes a Martin Campbell (Casino Royale). ¿A vosotros se os ocurren algunos nombres para el casting? Yo había pensado que quizás Hugo Weaving o Jason Isaacs darían el pego como Sinestro...

domingo, 13 de septiembre de 2009

Opinión: District 9

Ayer acudí junto a un nutrido grupo de amigos a ver District 9, película producida por Peter Jackson y dirigida por el debutante Neill Blomkamp. Que la película viniera apadrinada por el genio detrás de El Señor de los Anillos o King Kong y la impresionante campaña de marketing viral creada a su alrededor habían creado en mi unas expectativas bastante altas, y me alegra poder decir que el producto final las supera con creces.

Neill Blomkamp, que antes de este film sólo contaba en su haber con algunos cortometrajes como Alive in Joburg y spots publicitarios para Halo 3, llevaba mucho tiempo luchando por dirigir una adaptación de la saga de videojuegos Halo, pero en vista de que la Universal no quería dejar las riendas de un proyecto tan grande en manos de un "recién llegado", su amigo Peter Jackson decidió producir esta película, para dejar constancia del talento de Blomkamp. District 9, escrita por el propio director junto a Terri Tatchell, es una rara avis en estos tiempos. A medio camino entre el genero documental y la ciencia ficción más pura, Blomkamp ha sabido construir un relato verosímil e impactante, que además de entretener consigue remover conciencias gracias a su velada, pero patente, crítica al racismo y a la segregación racial representada en el Distrito 9 que da nombre al film, donde unos alienígenas llegados a la tierra hace 20 años viven en condiciones de constante vejación.

En cuanto al parte técnica, Blomkamp deja claro que sabe manejar planos y encuadres mejor que muchos directores ya consagrados, consiguiendo una verosimilitud inusitada en la parte "documental" y unas secuencias brutales en la parte de acción. Buena parte de este realismo que destila District 9 se debe al uso en su rodaje de cámaras digitales, que en este tipo de film resulta de lo más acertado y da mejores resultados que en casos como el de Enemigos Públicos, por citar algún ejemplo reciente.

El reparto de la cinta está formado por un grupo de ilustres desconocidos, donde destaca lógicamente Sharlto Copley en su papel de Wikus Van De Merwe, funcionario alienófobo que por un giro del destino acaba convertido en un aguerrido luchador por los derechos y la vida de los extraterrestres. Del resto del elenco no se puede destacar ningún nombre más ya que la mayoría tiene un papel puramente anecdótico, aunque todos cumplen de manera notable con sus interpretaciones.

Teniendo en cuenta que su presupuesto no superaba los 30 millones de dolares, resulta increíble la calidad (y cantidad) de los efectos digitales y de maquillaje usados en la película. Los alienígenas que inundan la pantalla, llamados despectivamente "bichos", resultan bastante creibles y, pese a su extraña fisonomía, consiguen ser también muy expresivos. Todo esto, unido a unas armas y naves espaciales espectaculares, dotan a District 9 de una calidad técnica que ya querrían para si mismas muchas superproducciones. Eso sí, también hace gala de un catálogo de escenas bastante gore, que pueden hacer que la película no sea plato del gusto de todos.

Resumiendo, District 9 se revela como un soplo de aire fresco en un genero tan anquilosado hoy día como es el de la ciencia ficción. Una mezcla de géneros y estilos que la convierten en un interesante experimento cinematográfico, una historia dura y emotiva a partes iguales y una vocación reivindicativa de los más acertada. De lo mejor del año.

lunes, 31 de agosto de 2009

¡Disney compra Marvel!

Me he enterado hace escasos minutos (gracias a un comentario del amigo Nowseed en el post anterior) de que la Walt Disney Company a hecho publico un acuerdo con Marvel Entertainment por el cuál la compañía de Mickey Mouse adquirirá los derechos de todos los personajes del universo Marvel.

Según parece, Disney desembolsará la friolera de 4.000 millones de dolares a fin de obtener los derechos de explotación de la editorial y de todos sus personajes, pese a que según indican fuentes oficiales, los contratos firmados con las productoras de cine se mantendrán hasta que estos finalicen tal y como está estipulado en sus contratos, aunque más de uno en la Disney ya se frota las manos pensando en futuras películas de superhéroes realizadas por Pixar. Se comenta también que la primera consecuencia de este acuerdo será la incorporación de atracciones basadas en Iron Man, Spiderman y compañía en los parques temáticos que la Disney tiene repartidos por el globo.

Pero, ¿qué va a pasar con los cómics? Si nos fiamos de lo dicho por el presidente de Marvel Joe Quesada, "todo va a seguir como hasta ahora". Pues que queréis que os diga, yo la verdad es que no me fío mucho, tratándose de una corporación tan dictatorial y moralista como la Disney. Seguramente harán que Lobezno deje de fumar y le harán un crossover con el pato Donald... Dios no lo quiera.

jueves, 20 de agosto de 2009

Primer trailer de Avatar

Después de 12 años de silencio, James Cameron volverá a los cines de todo el mundo con Avatar, film de ciencia ficción rodado con las últimas técnicas digitales y que durante meses se nos ha presentado como una auténtica revolución en el medio, que cambiaría la manera de ver el cine tal y como Star Wars lo hizo en el lejano año 1977. Pues bien, tras haber visto por fin el esperado trailer, debo decir que mi primera impresión sobre él es que resulta...algo decepcionante.

No me malinterpretéis. Por lo mostrado hasta ahora puedo decir sin temor a equivocarme que Avatar tendrá un aspecto brutal, con unos efectos especiales bastante logrados y el saborcillo propio que destilan todos los trabajos de Cameron. Pero la verdad es que después de meses poniendo por las nubes la película y la tecnología desarrollada para ella, las expectativas estaban muy altas, y eso siempre juega en contra de cualquier proyecto (que se lo pregunten si no a
George Lucas...), más si cabe teniendo en cuenta que la anterior película del director, Titanic, fue un hito cinematográfico, con 11 oscars y el primer puesto en el ranking de películas más taquilleras de la historia del cine.

Por supuesto, todo esto no es más que mi opinión personal, y lo mejor que podéis hacer es ver el trailer vosotros mismos y sacar vuestras propias conclusiones. Pero insisto, ni me resulta tan revolucionaria (en algunas escenas, el CGI canta bastante) ni tan original (de hecho, lo visto me recuerda mucho a la batalla de Kashyyyk en
La Venganza de los Sith) como se nos había prometido. Eso sí, iré a verla sin falta.

Avatar se estrenará en nuestro país el 18 de diciembre, y en su reparto cuenta con
Sam Worthington, Sigourney Weaver, Michelle Rodriguez, Zoe Saldana y Giovanni Ribisi. Podéis ver el trailer en alta resolución en la página web de Apple.

Actualizado: Como era de esperar, la Fox ha barrido el trailer de Youtube, pero aún podeís verlo en First Showing y en la mencionada web de Apple.

domingo, 9 de agosto de 2009

Crítica: G.I. Joe

El pasado viernes fue el estreno mundial de G.I. Joe, primera película de imagen real basada en la famosa línea de figuras de Hasbro. Tras el chasco que supuso Transformers: La Venganza de los Caídos, acudí al cine con la mente despejada y con las expectativas al mínimo, esperando salir bastante decepcionado de la proyección. Pero lo cierto es que acabé muy sorprendido: G.I. Joe convence, y se disfruta de principio a fin.

Debe quedar claro desde el principio que G.I. Joe no es desde luego una película de Oscar, y que tampoco pretende serlo. El guión escrito por Stuart Beattie, David Elliot y Paul Lovett es una sucesión de vertiginosas escenas de acción, pero que al contrario que en el último film de los Autobots, deja espacio para el desarrollo de personajes (por medio de unos flashbacks muy bien situados) y para una trama que, en líneas generales, resulta interesante y fácil de seguir.

El encargado de trasladar a los míticos Joes a la gran pantalla ha sido Stephen Sommers, bastante curtido a la hora de dirigir aventuras de gran presupuesto. Lo cierto es que en este film Sommers se ha dejado la piel y eso se nota, habida cuenta de que en G.I. Joe encontramos todas las virtudes de los anteriores trabajos del director (comparte con las dos primeras entregas de La Momia el endiablado ritmo narrativo y el carisma de los personajes).

El reparto de la cinta está plagado de rostros conocidos, y entre ellos destacan Channing Tatum como Duke y Sienna Miller como la Baronesa, cuyo pasado en común es el centro de la trama y el detonante de todos los acontecimientos. Junto a ellos encontramos también a Rachel Nichols como Scarlett, Christopher Eccleston como Destro, Dennis Quaid como el General Hawk, Byung-hun Lee como Storm Shadow y Ray Park como el silencioso ninja Snake Eyes, protagonista de algunas de las mejores escenas del film. Como curiosidad, cabría destacar el papel de Marlon Wayans como Ripcord, bastante más soportable y divertido que el resto de papeles a los que nos tiene acostumbrados, y el poco protagonismo que se le da al Comandante Cobra (Joseph Gordon-Levitt) pese a ser el principal villano de la función.

Los efectos digitales juegan un papel vital en G.I. Joe, ya que sin ellos habría sido imposible crear las bases de los Joes y de Cobra (en Egipto y la Antártida, respectivamente) o rodar las espectaculares escenas con los trajes aceleradores o las batallas submarinas. Gracias a la tecnología aplicada, todo en la película tiene un aspecto bastante creíble, lo cual ayuda mucho a la hora de que el espectador se vea absorbido por la acción.

Así pues, G.I. Joe se revela como un enorme espectáculo pirotécnico en el que caben el desarrollo de la trama y los personajes. Un festival de explosiones, patadas y persecuciones de dos horas de duración que hará las delicias de todo el que busque pasar un rato divertido en el cine sin mayores complicaciones. Además, los nostálgicos disfrutarán al ver a algunos de sus personajes favoritos cobrando vida en la gran pantalla. ¿Qué más se le puede pedir?

lunes, 3 de agosto de 2009

El regreso de Tron



Alucinado me he quedado con el teaser trailer de Tron Legacy, presentado en la pasada San Diego Comic Con para asombro y regocijo del público asistente. Tron Legacy es la secuela directa de TRON, película de ciencia ficción escrita y dirigida por Steven Lisberger y estrenada en 1982 que, pese a fracasar en su momento, con el paso de los años se ha ido convirtiendo en un auténtico film de culto (y en una favorita personal).

El trailer en si es puro espectáculo. La vertiginosa carrera de motos de luz nos permite vislumbrar el renovado aspecto que tendrá este mundo virtual, que realmente escapa a toda definición, más si cabe teniendo en cuenta que el film se estrenará en formato 3D. Pero lo mejor de este jugoso avance es que podemos ver a Jeff Bridges interpretando de nuevo, tras 18 años, al diseñador de videojuegos y héroe a su pesar Kevin Flynn.

Tron Legacy está siendo dirigida por el debutante Joseph Kosinski, y su estreno está previsto para 2010. Además de Jeff Bridges, en su reparto figuran Michael Sheen, Olivia Wilde, Garrett Hedlund y John Hurt. Con semejante reparto y una tecnología tan increíble, seguro que la película acaba resultando toda una experiencia.

jueves, 16 de julio de 2009

Crítica: Harry Potter y el Misterio del Príncipe

Ayer se estrenó a nivel mundial Harry Potter y el Misterio del Príncipe, adaptación cinematográfica de la sexta novela protagonizada por el niño mago más famoso del mundo. Siendo como soy fan de los libros, me encaminé al cine más cercano con la intención de dejarme transportar a este mundo mágico por sexta vez. Y lo cierto es que el viaje me ha dejado un tanto confuso.

El Misterio del Príncipe está dirigida, al igual que la anterior entrega, por David Yates y escrita por Steve Kloves (guionista de todas las películas de la saga). Siendo ambos viejos conocidos en el mundillo de Potter, resulta muy extraño que hayan decidido desmenuzar la novela original, quedándose sólo con partes clave, y rellenar los huecos con escenas de cosecha propia. Al final lo que han conseguido es una especie de puzzle donde no todas las piezas encajan. Si bien hay algunas escenas que realmente atrapan al espectador (como el inicio, el partido de quidditch o la escena de la cueva), la mayor parte del film dejará al espectador medio completamente frió, y al fan más acérrimo, desconcertado. A nivel técnico, la dirección de Yates resulta encomiable. Con unos juegos de cámara muy acertados (vertiginosos en las escenas de acción, suaves y cómplices en los momentos románticos) y unos planos muy bien resueltos. El buen resultado en este apartado sólo lo empañan algunos fallos de raccord, pero que en general no restan calidad a la dirección.

En cuanto a interpretaciones, tenemos la gama completa. Entre las mejores actuaciones tenemos las de Alan Rickman (Severus Snape), fabuloso en todas sus escenas, y a Tom Felton (Draco Malfoy), que carga con el peso de las escenas más intensas de la cinta sin despeinarse. Y entre lo menos logrado tenemos al generalmente perfecto Jim Broadbent, cuyo Profesor Slughorn resulta un pelín sobreactuado, y a Lavender Brown (Jessie Cave), que en todas sus escenas parece estar bajo los efectos de algún psicotrópico. Del resto poco más hay que añadir, ya que después de seis películas, todos tienen ya tomado el pulso a sus personajes. Aunque quizás habría que destacar la labor de Emma Watson como Hermione, que es la que menos forzada resulta entre tanta escena de triángulo amoroso.
Los efectos especiales son tan buenos como en cualquier otra entrega, si no mejores. Gracias a ellos podemos asustarnos con los terroríficos inferi, estremecernos con los efectos de los hechizos y disfrutar de un excelente (aunque algo corto) partido de quidditch. El maquillaje también está muy logrado, especialmente en lo referente al hombre lobo Fenrir Greyback (Dave Legeno), pese a lo escueto de su aparición.

En resumidas cuentas, Harry Potter y el Misterio del Príncipe funciona perfectamente como película entretenida sin más, pero falla como adaptación literaria en casi todos sus aspectos. Se ha prescindido de partes de la novela que eran cruciales en la trama, y las que se han respetado han sido resueltas de forma rápida y un tanto tosca. Es una película divertida y muy recomendable para todos los públicos, pero aquellos que vayan buscando fidelidad a la novela de J.K. Rowling se darán con la puerta en las narices. Esperemos que la inminente Harry Potter y las Reliquias de la Muerte sea realmente un buen reflejo de la novela en la que se basa y nos quite el sabor agridulce que nos deja El Misterio del Príncipe. Es la única esperanza que nos queda, ya que Alfonso Cuarón no va a volver a Hogwarts...

sábado, 11 de julio de 2009

Ryan Reynolds será Green Lantern

Después de un largo tiempo sin postear nada (el Prototype tiene buena culpa de ello, pero ya lo comentaré en otro momento...) me paso por aquí para comentar una noticia cuanto menos curiosa. Tras meses de negociaciones y de barajar nombres como Bradley Cooper, Ryan Gosling o Justin Timberlake, la Warner se ha decidido por fin y le ha dado el papel protagonista de Green Lantern a Ryan Reynolds.

Reynolds, conocido por sus papeles en películas como Sólo Amigos, Blade: Trinity o más recientemente en X-Men Orígenes: Lobezno, será el encargado de dar vida a Hal Jordan, un piloto de pruebas que es elegido por los Guardianes del Universo para portar el anillo de poder y convertirse en el Green Lantern del sector espacial 2814. La película, que será dirigida por Martin Campbell (Casino Royale) comenzará a rodarse en enero, con vistas a estrenarse el 17 de junio de 2011.

Lo cierto es que el de Ryan Reynolds no es el primer nombre que me vendría a la mente como opción para interpretar a Hal Jordan (siempre pensé que Nathan Fillion era el candidato perfecto), pero lo cierto es que el chico da el pego físicamente, y además tiene esa simpatía y carisma de la que siempre a hecho gala Jordan en los cómics. A ver que tal lo hace...

jueves, 25 de junio de 2009

Crítica: Transformers: La Venganza de los Caídos

Ayer se estrenó en nuestro país Transformers: La Venganza de los Caídos, segunda incursión cinematográfica de los robots transformables a cargo una vez más de Michael Bay. Teniendo en cuenta que era día festivo y que no tenía nada mejor que hacer, me personé junto a unos amigos en el cine más cercano para disfrutar de dos horas y media de robots batiéndose el cobre. ¿El resultado? Pues más de lo mismo.

Antes de entrar en materia, hay que aclarar dos conceptos que son vitales para entender e incluso disfrutar a cierto nivel el film. Primero, la película va sobre robots gigantes que se convierten en vehículos y se zurran la badana unos a otros sin contemplaciones. Segundo, el artífice de todo esto es Michael Bay (Armageddon), así que olvidaos de encontrar una película con un guión minimamente potable y preparaos, eso sí, para un derroche notable de patriotismo, explosiones y escenas a cámara lenta.

El argumento de la cinta es bastante simple: un antiguo y malvado Decepticon conocido como The Fallen decide que quiere destruir la Tierra, y serán Optimus Prime y compañía los encargados de detener tan terrible amenaza. A partir de aquí, la película se convierte en una carrera alrededor de medio mundo donde no faltan escenas de amor muy light, humor infantiloide y ostias robóticas hasta decir basta. Lógicamente, entre tanto efecto especial y explosión no había hueco para un guión como dios manda, así que los personajes se dedican a ir dando tumbos por ahí mientras las cosas se van resolviendo solas. Resulta duro pensar que el guión viene de manos de Alex Kurtzman y Roberto Orci, que hace apenas unos meses nos sorprendieron con la muy disfrutable Star Trek.

El reparto de la cinta se ve obviamente relegado a un segundo plano por el protagonismo de los robots, y no hay nadie que destaque especialmente entre tanta mediocridad. Tenemos una vez más a
Shia LaBeouf como Sam, el amiguete humano de los Autobots, a la siempre agradable de ver Megan Fox como Mikaela, la combativa novia de Sam, y a John Turturro como el agente Simmons, que le da el punto cómico al asunto. Por lo demás, actuaciones tan poco inspiradas que no merecen siquiera ser mencionadas.

La mayor baza de esta película reside en su apartado técnico. Gracias a un impecable trabajo en CGI, Transformers: La Venganza de los Caídos cuenta con una auténtica legión de nuevos robots, algunos tan espectaculares como el gigantesco Devastador o The Fallen, el principal villano de la cinta. El problema, al igual que en la primera entrega, reside en que al tener unos cuerpos tan complicados y llenos de piezas, las peleas entre los robots resultan algo confusas, y requiere un gran esfuerzo de concentración ver algo más que un amasijo de metal moviéndose por la pantalla. Otro inconveniente radica en el hecho de que al tener tantísimos robots en la película, algunos desaparezcan por las buenas, lo que contribuye a dejar aún más al descubierto el pésimo trabajo de guión.

En síntesis, Michael Bay juega una vez más en su terreno y nos ofrece uno de los mayores espectáculos pirotécnicos del cine reciente, bastante entretenido, pero completamente hueco. Esta nueva entrega de la saga Transformers gustará a los fans de la serie original por el mero hecho de poder reconocer a sus personajes favoritos en la gran pantalla. Al resto de espectadores que vayan a verla, seguramente les parecerá una pérdida de tiempo. Y si aún después de haber leído estas líneas aún sentís la necesidad de ir a verla, os aconsejo que la afrontéis sin exigirle nada, ya que es cine palomitero sin complejos ni pretensiones. Avisados quedáis.

lunes, 8 de junio de 2009

Esto es Star Wars...



...Y no esa grotesca serie de televisión que emite Cartoon Network. Este video contiene en menos de cuatro minutos mucha más emoción e intensidad que todos los episodios y la película de Las Guerras Clon, además de una animación digna de películas como Final Fantasy: Advent Children. Y eso que se trata simplemente de un vídeo promocional de Star Wars: The Old Republic, el nuevo juego multijugador masivo online basado en la época antigua del universo creado por George Lucas que está siendo desarrollado por la compañía Bioware.

Y digo yo, ¿tanto le costaría al señor Lucas hacer alguna película o serie de televisión con este tipo de animación? Porque vamos, entre los personajes y entornos hiperrealistas de este vídeo y los acartonados y deformes diseños de la serie actual dista un enorme trecho. Y ya de paso, ¿podría cambiar de periodo temporal? Porque entre cómics, videojuegos, películas y la propia serie, las Guerras Clon empiezan a cansar...

domingo, 7 de junio de 2009

Crítica: Terminator Salvation

Hoy mismo he acudido, en compañía de unos amigos, a ver Terminator Salvation, cuarta entrega de la famosa saga creada por James Cameron y dirigida en esta ocasión por el ampliamente vilipendiado McG (Los Ángeles de Charlie). Lo cierto es que, siendo aficionado a la saga, tenía bastante curiosidad por verla, aunque teniendo en cuenta al director, tenía unas espectativas bastante bajas de la cinta. Y aunque no me ha decepcionado, tampoco me he sorprendido. Pero vayamos por partes.

Lo primero que queda claro al ver Terminator Salvation es que sus responsables han querido demostrar por todos los medios que, pese al cambio de aires (de tres películas que alternaban la ciencia ficción con elementos de acción pura e incluso de road movie, pasamos a un film de acción con brochazos de cine bélico), seguimos ante una entrega más de Terminator, para lo cual han decidido regar el metraje con homenajes y referencias a los otros episodios de la saga. Esta estrategia, pese a que pueda contentar a más de un fan, lo único que consigue es que la película pierda entidad y valor por si misma, y que no aporte nada a la mitología de la serie.

La labor de dirección de McG resulta francamente encomiable, más si cabe teniendo en cuenta las pesimistas opiniones vertidas en la red desde su anuncio como responsable del proyecto. El realizador demuestra que, pese a sus fiascos anteriores, es capaz de sacar adelante una película de gran envergadura y ofrecer un buen producto de acción con cierto empaque. No quiero decir con esto que McG se haya convertido en un nuevo Stanley Kubrick, pero si que su trabajo en este film lo eleva por encima de otros realizadores de trayectoria similar como Brett Ratner (El Dragón Rojo) o Gore Verbinski (Piratas del Caribe).

En el apartado de interpretaciones nos encontramos desde actuaciones muy lucidas hasta papeles que realmente resultan innecesarios. Entre los primeros tenemos al gran Christian Bale dando vida al torturado John Connor, mesías postapocalíptico en una guerra interminable contra la extinción; a Sam Worthington como el misterioso Marcus Wright, verdadero eje de la trama, y a Anton Yelchin como Kyle Reese, futuro padre de Connor. En el segundo grupo tenemos personajes tan prescindibles como Barnes (Common) y Blair Williams (Moon Bloodgood), que no aportan nada salvo su mera presencia.

Mención aparte merecen los efectos especiales, tanto los digitales como los animatrónicos, que consiguen hacer creíbles (y temibles) a toda una nueva generación de máquinas exterminadoras, amén de a viejos conocidos como los cazadores-asesinos o los T-800, que jamás había resultado tan reales y amenazadores. Completan el cuadro unos efectos de sonido muy bien escogidos y un score, compuesto por Danny Elfman, que moderniza el ya mítico tema compuesto por Brad Fiedel para el primer Terminator.

Así pues, teniendo en cuenta los pros y los contras, Terminator Salvation se nos presenta como una digna película de acción para pasar una tarde entretenida, pese a tener algún que otro bajón en el ritmo narrativo y a algunas lagunas argumentales un tanto escabrosas. Eso sí, palidece completamente al compararla con las dos entregas dirigidas por Cameron, hoy en día consideradas pilares básicos del cine de ciencia-ficción. Tal vez sea porque el argumento no da para más o porque el público de hoy en día no se deja cautivar tan facilmente como el de hace veinte años, pero el caso es que este nuevo episodio de la lucha contra las máquinas no creará escuela. Aunque habrá secuela, por supuesto.

jueves, 21 de mayo de 2009

Reseña: The Umbrella Academy Vol. 1 y 2

En un día cualquiera de un año cualquiera, y justamente en el mismo momento, nacieron 43 niños con extrañas habilidades, todos de madres solteras y sin aparentes muestras de embarazo. De esos 43 pequeños, sólo sobrevivieron 7, que fueron adoptados por el magnate Sir Reginald Hargreeves. ¿El motivo? Salvar el mundo, o eso dijo...

Así da comienzo The Umbrella Academy, la serie creada y escrita por Gerard Way (cantante de My Chemical Romance) y dibujada por Gabriel Bá (Casanova) que ha sido todo un éxito en tierras norteamericanas, ganando incluso 2 premios Eisner. Si hubiera que describir este cómic en pocas palabras, yo lo definiría como un cruce entre los X-Men de Chris Claremont y la Doom Patrol de Grant Morrison, ya que Way mezcla la clásica dinámica de equipo de superhéroes con algunos de los argumentos y villanos más bizarros que se han visto en mucho tiempo en el mundo del arte secuencial. Todo esto, combinado con el detallado dibujo de Bá (brillante su diseño de personajes), convierte a The Umbrella Academy en una lectura amena y más que disfrutable.

The Umbrella Academy está siendo editada en nuestro país por Norma Editorial. De momento están disponibles los dos primeros actos de Suite Apocalíptica, primer arco argumental de la serie, en formato rústica con los que yo me hice, como no podía ser de otra forma, en Área 51 Cómics. Además, podéis leer las primeras 10 páginas del tercer acto, que se pondrá a la venta a finales de junio, en el blog de Norma.