lunes, 11 de mayo de 2009

Crítica: Star Trek

El pasado 8 de mayo se estrenó en las salas de cine de todo el mundo Star Trek, undécima incursión de la famosa franquicia en el terreno cinematográfico, esta vez de la mano de J.J. Abrams, creador de la ya mítica serie Perdidos. El hecho de que Abrams fuera a hacerse cargo de una nueva entrega de la saga hizo que las expectativas de los fans y del público en general fueran altísimas; tanto que quizás fueran imposibles de superar. Nada más lejos de la realidad.

El guión de Star Trek, escrito por Roberto Orci y Alex Kurtzman, se sitúa cronológicamente antes de los hechos narrados en la serie televisiva original. De esta manera, podemos ser testigos de los primeros días en servicio del U.S.S. Enterprise y su tripulación, y de como se forjó la amistad entre el capitán James Kirk y Spock. Magníficamente escrita, la trama rezuma emoción, diversión y un gran respeto por la serie original. Al gran trabajo hecho con el guión hay que sumarle el virtuosismo que Abrams demuestra a la hora de trasladar lo escrito a la pantalla. El director nos regala espectaculares escenas de acción intercaladas con finas dosis de comedia, drama e incluso romance, constituyendo una película que, pese a sus dos horas de metraje, se hace extremadamente corta.

El reparto principal del film está compuesto por actores en su mayoría desconocidos para el gran público, respaldados por unos secundarios de lujo. Entre los primeros tenemos a la tripulación del Enterprise, encabezados por Chris Pine (Kirk) y Zachary Quinto (Spock), magníficos en sus encarnaciones de tan clásicos personajes. De entre los segundos destacan Eric Bana como el villano romulano Nero, Winona Ryder en su breve papel de madre de Spock y, sobre todo, Leonard Nimoy encarnando a un envejecido Spock que ha viajado hacia atrás en el tiempo. Más allá de un simple cameo, el papel de Nimoy se antoja de vital importancia, pues es su presencia en el pasado lo que altera el curso de los acontecimientos y constituye la nueva realidad en la que se desarrolla la trama. No podría terminar este pequeño vistazo al reparto sin mencionar la rotundidad con la que Zoe Saldana interpreta a la atractiva y decidida teniente Uhura, ni la gracia con la que Simon Pegg recrea al ingeniero Scotty, protagonizando las escenas más divertidas de la cinta.

El aspecto visual de Star Trek constituye uno de sus grandes puntos fuertes, con un diseño de decorados y vestuario que, aún respetando el aspecto original de la serie, resulta más funcional y espectacular que en ninguna otra película de la saga. Los efectos digitales creados por la ILM ayudan a que los monstruos sean aterradores, los alienígenas resulten creíbles y las escenas de acción corten la respiración. A esto habría que sumarle el impecable score compuesto para la ocasión por Michael Giacchino, que incluso ha actualizado el tema original compuesto para la serie de televisión por Alexander Courage.

En resumen, Star Trek se presenta como una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos 20 años, lo suficientemente fiel a la serie creada por Gene Roddenberry como para gustar a los trekkies y lo bastante independiente como para que el espectador medio la entienda y la disfrute. Una sabia mezcla de espectacularidad visual e ingenio narrativo excelentemente realizada por J.J. Abrams que resucita una franquicia que, tras el fracaso de Star Trek: Nemesis, parecía irremediablemente condenada al olvido. Podemos decir sin temor a equivocarnos que el renovado universo de Star Trek tiene aseguradas larga vida y prosperidad. Desde ya, una de las mejores películas del año.

3 comentarios:

KILL DEAD dijo...

NO la eh visto todavia pero dicen que los trekkies estan molestos por que no les gusta que la pelicula sea para todo publico, como que querian que fuera la misma mierda que han estado viendo por 30 años ya era hora por dios que star trek se acercara en algo a star wars, tengo que verla a ver si me convence, saludos V

sith_master dijo...

Buenas, Kill Dead

Precisamente por hacer películas que sólo entendian los trekkies, la saga casi acaba muerta y enterrada. Deberían estar contentos de que alguien en Hollywood aún crea en Star Trek lo suficiente como para haber hecho esta nueva película, que además a resultado ser muy buena.

No lo dudes y ve a verla cuanto antes. Seguro que no te defrauda.

Nos leemos!!

KILL DEAD dijo...

Ya vi la cinta, le lleva muchos años luz a las anteriores, no entiendo por que a los trekkies no les gusto, la química que lograron los actores Chris Pine y Zachary Pinto es excelente al fin se demostraron muy claro las virtudes de esta serie que promueve un mejor entendimiento entre las diferentes razas sin importar credo ni color, los dos son grandes embajadores de sus especies y a lo largo de la cinta entre sus diferencias y complejos los dos llegan al entendimiento y al respeto, eh alli la razon de ser de Star Trek.

A pesar de que no soy Trekkie al ver esta cinta entendi alfin, que le veian de bueno los trekkies, las reacciones de la gente que estaba a mi lado fueron muy positivas ninguno conocia nada de esta franquicia y la disfrutaron mucho, no se esperaban una pelicula asi.

La recomiendo, la próxima semana la vuelvo a ver, no me quedo muy clara la parte en la que Jim Kirk trampea la prueba de Spock.