sábado, 11 de agosto de 2007

Crítica: Cuatro Fantásticos y Silver Surfer

Hay películas basadas en cómics que están hechas para perdurar en la memoria de todo el que las ve, como Superman de Richard Donner o Spider-man, grandes obras que recibieron en su momento críticas más que favorables. Y luego hay putas basuras como Cuatro Fantásticos y Silver Surfer, condenadas a hundirse en la miseria.

Para empezar, la historia no hay por donde cogerla. Es una sucesión de escenas ridículas una tras otra, puestas sin orden ni concierto. Además, los personajes concuerdan con sus homónimos del cómic tan solo en el nombre, porque las interpretaciones de los 4 ¿actores? convierten a la priemra familia de Marvel en un grupo de imbéciles integrales, y que el tipo más listo del planeta (Reed Richards) sea un super imbécil da que pensar. Eso por no hablar de un Doctor Muerte que asusta menos que un anuncio de pañales y de un Silver Surfer que se dedica a indicar durante toda la película que no es más que un "mandáo". Que desperdicio, Norrin Radd.

En cuanto a la (inexistente) dirección de el petardo de Tim Story, que voy a decir: Apesta, apesta, apesta. Y además apesta. Si ya en la primera película daba penita, con esta ya... es un despropósito total.

Aunque para ser sincero, la película tiene también sus cosas buenas. La primera es que no dura demasiado, y la segunda es... pues no se. Supongo que verla sirve para hacer lavados de estómago instantáneos.

En conclusión, una basura. Ya está todo dicho.

1 comentario:

dijo...

La verdad es que no estoy nada de acuerdo con tu crítica. Vale, sobran un par de estupideces de Reed Richards pero normalmente demuestra el coco que tiene, y demuestra cómo al ser un genio es un despistado y un asocial al mismo tiempo. Sue porque tampoco es que la Sue del cómic tenga un carácter demasiado marcado para poder reconocer si la interpretan bien o no, pero Ben y Johnny están clavados. La chulería de Johnny y sus piques con la Cosa están perfectamente reflejados en ambas películas.
Silver Surfer ES un "mandáo", no tiene otra. Debe ayudar a Galactus a devorar otros planetas para evitar que devore el suyo y eso le convierte en un personaje con unos traumas mentales bastante serios.
Respecto a Doom, me pareció muy buena su participación en esta película, reconozco al Dr. Doom de los cómics, aunque lo que no me gusten es que lo saquen tanto tiempo sin máscara, cuando en su día nos pasamos tantos años sin verle la jeta (hasta las Secret Wars creo que fue, de hecho). Pero bueno, quieren que reconozcamos al tipejo de Embrujadas, digo yo...
Reconozco que algunas escenas "familiares" son un poco cutres, pero lo que hay que aceptar de los 4 Fantásticos es que son una familia de superhéroes (es como al ver Spider-Man hay que aceptar que va a tener problemas adolescentes: chicas, exámenes, su tía...).
Y si te parece cutre la película, revísate la saga original de Galactus.