domingo, 22 de junio de 2008

Crítica: El Increíble Hulk

El pasado viernes se estrenó en nuestro país El Increíble Hulk, segunda adaptación cinematográfica del gigante verde tras la discreta Hulk de Ang Lee. Esta esperada nueva entrega, dirigida por el francés Louis Leterrier, prometía mucha más acción y espectacularidad, lo que normalmente hace que la calidad del guión baje. Sin Embargo, El Increíble Hulk hace del equilibrio entre el desarrollo de personajes y la acción pura y dura su mejor arma, con resultados más que satisfactorios.

El guión de la película, obra de Zak Penn (y según se comenta, retocado por Edward Norton) resulta bastante respetuoso con el cómic, amén de contener muchísimos guiños a la mítica serie de televisión de los 80. El guión combina perfectamente los elementos propios del cine de acción con los necesarios toques de drama y complejidad psicológica, pero sin caer la profundidad de la que hacía gala la anterior entrega. Este nuevo enfoque más ligero no hace sino favorecer el desarrollo de la película y mantener al espectador interesado en la trama.

Lógicamente, hacía falta bastante talento interpretativo para sacar adelante la película, y El Increíble Hulk tiene uno de los mejores repartos vistos en este tipo de producciones. Destacan en el cast el siempre efectivo Edward Norton con su magistral interpretación de Bruce Banner, un hombre acosado tanto por sus perseguidores como por el miedo a su monstruo interior, y Tim Roth como Emil Blonsky, un soldado de élite que convierte la persecución de Hulk en algo personal y acaba convertido en el villano Abominación. La nota negativa en este apartado se la lleva Liv Tyler como Betty Ross, cuya interpretación queda empañada debido al desafortunado doblaje al español.

En cuanto a los aspectos técnicos, sobra decir que se ha puesto toda la carne en el asador en cuanto a efectos especiales se refiere. Las versiones digitales de Hulk y la Abominación resultan espectaculares, así como la destrucción que generan en mitad de Nueva York. Mucho se ha criticado el rediseño de la Abominación para esta película, pero la verdad es que resulta de lo más acorde a la historia, por lo que es de suponer que incluso los fans más puristas comprenderán esa pequeña libertad creativa.

En resumidas cuentas, El Increíble Hulk es, junto con Iron Man, de lo mejorcito en cuanto a adaptaciones de personajes Marvel hasta la fecha. Ha sabido combinar los elementos más dramáticos y humanos con unas escenas de acción impresionantes, demostrando que la espectacularidad no está reñida con la calidad. Una opción más que recomendable para pasar una tarde de buen cine.

2 comentarios:

Hinaiseki dijo...

¡Hola! He vuelto ^_^

Antes que nada disculpas por no pasarme y gracias por mencionarme en tu reseña de Hood. Me alegro de que te gustara.

Y por otra parte ¿En serio que está bien Hulk? ¿No me engañas? ¬¬U

Porque la anterior ni la vi y me dijeron que era una caca de la vaca, y este finde no fui al cine porque las opciones eran Hulk (de la cual no estaba segura) y Sexo en Nueva York, que no pienso pagar por ver a cuatro cuarentonas con la líbido subida.

Como sabes, estoy esperando Hancock y Las Crónicas de Narnia *O* junto con alguna que otra más. (Y el dvd de Juno *O*)

En fin, tras este enorme comentario me despido hasta la próxima ^_^

Tommy dijo...

Completamente de acuerdo con tu opinion acerca de El Increible Hulk.
La he visto hace unos pocos dias y sali franca y gratamente sorprendido.
Norton hace olvidar completamente a Eric Bana y sin renunciar a una cosa sobre la otra, esta pelicula nos ofrece una buena e interesante historia conjuntada con la epica y grandiosidad que se le presupone a un personaje como Hulk.

Esto si es Hulk!!!

Un saludo.