miércoles, 26 de marzo de 2008

Curiosidades Arácnidas

A pesar de ser un fanático del universo DC, siempre me han interesado algunos personajes ajenos a la editorial, como Invencible, Hellboy o quien hoy nos ocupa: Spider-Man (que junto a Iron Man y Ares, me parece de lo poco realmente interesante en Marvel). Supongo que muchos de vosotros habréis visto y disfrutado (al menos de las dos primeras) de la trilogía cinematográfica del Trepamuros. Pero yo voy a hablaros de lo que pudo ser y al final, por un motivo u otro, no fue.

Corría el año 1991. James Cameron, el famoso cineasta estadounidense que por aquel entonces gozaba del reconocimiento y el éxito obtenido con Aliens y las 2 primeras películas de la saga Terminator, terminó de escribir el guión de una película que llevaba años queriendo rodar: la adapatación a la gran pantalla de Spider-Man, personaje que había sido el superhéroe favorito de Cameron desde su infancia. El guión, acompañado por un storyboard también realizado por Cameron, se acercaba a la historia del Trepamuros de manera realista: El traje de Peter Parker iba a estar simplemente hecho de malla, y los villanos vestían ropas normales, nada de estrafalarios disfraces. Asimismo, la violencia iba a ser mucho más explícita de lo normal en este tipo de películas. Los villanos del film iban a ser Sandman (visto finalmente en Spider-Man 3 interpretado por Thomas Haden Church) y una nueva versión de Electro.

Finalmente, y a causa de problemas de derechos sobre el personaje, Cameron abandonó el proyecto, y su guión fue pasando de mano en mano hasta acabar en Columbia, donde David Koepp lo utilizó como base para escribir el guión que finalmente acabaría convirtiéndose en Spider-Man, dirigida por Sam Raimi. Tanto el guión como el storyboard realizados por James Cameron pueden encontrarse aquí.

Ya se sabe que en Hollywood no hay nada escrito en piedra, y que los guiones de las películas en producción pasan por reescrituras casi diarias incluso cuando el rodaje ya ha comenzado. Los films del Trepamuros dirigidos por Sam Raimi no son ninguna excepción, y os dejo como muestra un botón: Ya cuando la preproducción del primer film había concluido y en pleno rodaje, a Sam Raimi pensó que era más factible que las telarañas de Spider-Man fueran de origen orgánico (idea sacada del guión de Cameron), así que se decidió eliminar los lanzarredes mecánicos, diseñados por el artista conceptual James Carson, y sustituirlos por la versión orgánica que finalmente vimos en la gran pantalla.

Y como último detalle, algo que sin duda hubiera dado mucho juego en la vida amorosa del Peter Parker cinematográfico (Tobey Maguire): En los primeros borradores del guión de Spider-Man 2, aparecía el personaje de Felicia Hardy, alías la Gata Negra. De hecho, la actriz Chloë Sevigny hizo campaña para conseguir el papel, pero finalmente el personaje fue eliminado del guión final, dejandonos solamente con su aparición en el videojuego oficial del film y con algún que otro concept art.

Y estas son, a grandes rasgos, algunas curiosidades en torno a la adaptación de Spider-Man a la gran pantalla. La verdad es que me hubiera gustado bastante que James Cameron hubiera sacado adelante su versión, pero ya se sabe que uno siempre quiere lo que no puede tener. Sólo me queda imaginar como habría sido...

2 comentarios:

ÁREA 51 Cómics dijo...

Mi muy querido parroquiano, te olvidas de comentar que en la tan denostada versión de Cameron, Spidey iba a ser interprtado por... LEO DICAPRIO!!!!!

Al menos en eso hemos salido ganado con la versión de Raimi. Imaginate la legión de adolescentes calenturientas y babeantes mirando fijamente como Leo se enfunda las mallas de Spiderman y relacionando al trepamuros con sus primeras fantasias.

Vaya... no había pensado en eso: ¿a que va a ser que al final hemos salido perdiendo?

Hinaiseki dijo...

Ummm no creo que DiCaprio siga levantando tanta expectación hoy en día y yo hubiera elegido a otro actor para Spiderman...Tobey tiene la boca chunga xDDDD Pero son opiniones personajes :P