jueves, 21 de febrero de 2008

Crítica: Jumper

Ya desde el primer teaser trailer de este film, tenía unas ganas locas de verla: el reparto, el argumento e incluso el director prometían una buena película, creandome unas expectativas estaban bastante altas... que la película ha superado por completo.

Jumper, dirigida por Doug Liman sobre un guión de David S. Goyer, es pura adrenalina de principio a fin. La acción empieza desde casi el principio del film, cosa muy de agredecer hoy en día, y no deja un momento de respiro al espectador. Todo ello aderezado con momentos románticos, increíbles exteriores rodados en algunos de los lugares más espectaculares del mundo y algunos momentos cómicos.

El reparto del film es bastante acertado: Hayden Christensen (con una interpretación bastante mejor que en la saga galáctica) en el papel protagonista, la siempre agradable de ver Rachel Bilson como el interés romántico del héroe y el gran Samuel L. Jackson como villano de turno. El cast se completa con unos secundarios de excepción: Jamie Bell (el chavalín de Billy Elliot) y Diane Lane, que no suele prodigarse en películas de este género.

Por supuesto, en una cinta de este tipo, los efectos especiales brillan con luz propia. Gracias al trabajo realizado en este campo, podemos presenciar algunas secuencias de acción memorables, así como espectaculares peleas y teleportaciones a un ritmo trepidante.


Así que, si os apetece pasar una tarde realmente entretenida en vuestros cines más cercanos, Jumper es sin duda la mejor opción: emocionante, rápida y, sobre todo, muy entretenida. No os la perdáis.